domingo, 31 de julio de 2011

-que yo no era nada
que en su memoria yo no existía-
eso dolía más que cualquier otra cosa en ese momento
y era absurdo pensarlo, hay cosas peores (me repetía)
pero era real

3 comentarios:

  1. ¿Hay cosas peores? No lo creo. O por lo menos, no para tí, no en este momento. Duele pensar que "no eras nada, que no existías". Duele admitirlo. Quizás ni siquiera sea real, quizás si existas y quizás seas mucho más de lo que crees. Pero lo importante es que algún día dejará de doler. Algún día él pasará a ser también nada, a no existir. Te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. hay cosas peores, pero eso no significa que las menores no nos duelan... :)

    ResponderEliminar
  3. ;) volví por aqui
    me encanta tu nuevo titulo (éramos astronautas sin oxígeno) uff
    he editado mis entradas antiguas por si qieres pasarte a leerlas
    y en cuanto al texto..
    algún dia aparecera alguien que no pueda sacarte ni un segundo de la cabeza :)
    me gustó mucho,seguiré leyendote
    Muaá!

    ResponderEliminar